Loading Likes...

El pasado 15 de mayo dos desarrolladores de habitissimo acudimos como voluntarios al Scratch Day organizado por la Universitat de les Illes Balears (UIB).

Los Scratch Day son una serie de jornadas realizadas a nivel global en las que diferentes organizaciones preparan un evento para acercar Scratch y el mundo de la tecnología a los niños y adolescentes de la zona.

Qué es Scratch y por qué es tan necesario

Scratch es una herramienta creada por el MIT que permite desarrollar aplicaciones relativamente complejas, como animaciones o videojuegos, sin necesidad de adentrarse en el claroscuro (muy oscuro en algunas ocasiones) camino que puede ser picar código.

Aun siendo una herramienta fácil de manejar gracias a su sencilla interfaz gráfica, potencia las mismas habilidades que el desarrollo habitual, como la creatividad o el razonamiento lógico.

Desde mi punto de vista, lo más interesante de Scratch no es que los niños aprendan conceptos básicos de programación, sino el estímulo que les supone explotar su creatividad, trabajar en equipo o poder materializar sus ideas mientras se aproximan al mundo de la tecnología.

Según un estudio de Microsoft a los once años el interés de los niños y niñas por las ciencias y tecnología se reparte equitativamente. En cambio, a los quince ya se ha creado una gran diferencia entre el interés que presentan los niños y el que presentan las niñas.

El principal factor para que se produzca este cambio es la presión social de familias y escuelas. Uno de los objetivos de este Scratch Day es eliminar esta barrera para mantener la equidad de interés en el mundo técnico y científico.

La competición

La jornada empezó puntual: a las 9:00 se realizó el acto de presentación y en menos de media hora los más de 150 asistentes ya estaban listos para programar. El evento contó con dos competiciones: los proyectos y los retos.


El concurso de proyectos consistió en la defensa de un programa relacionado con el turismo sostenible. Principalmente se presentaron aventuras gráficas, presentaciones interactivas o pequeños videojuegos. Estos proyectos habían sido desarrollados con anterioridad al Scratch Day por grupos de estudiantes de entre 8 y 16 años.

La otra competición consistió en una serie de retos individuales a completar en unas pocas horas en esa misma jornada. Estos se dividieron en dos categorías, según edad, adaptando el problema a las capacidades esperadas (SPOILER ALERT: ¡Digo esperadas porque hubo sorpresas!).

El grupo de los mayores (entre 14 y 16 años) recibió la tarea de crear un videojuego inspirado en el clásico Pac-man. El reto contemplaba una versión simple del juego, donde únicamente había que recoger objetos y esquivar enemigos, pero dejaba que los participantes se luciesen con objetivos extras como colisiones con obstáculos, contador de vidas o high scores.

Por otra parte, los más pequeños tenían varios problemas más sencillos que atacaban diferentes partes de una aplicación final como animaciones, efectos de sonido, interacción por teclado, etc. Podían hacer los que quisieran, e incluso combinarlas a su gusto. Queremos destacar que dos apasionados de Scratch se armaron de valor y decidieron afrontar el reto de los mayores. Esa es la actitud que se espera en este tipo de eventos: pasión por lo que haces y darlo todo.

¿Qué pinta un portal de reformas en todo esto?

Probablemente si estás leyendo esto ya sabrás que habitissimo no es solo un portal de reformas. Nuestro trabajo va mucho más allá de los rodillos y las palas, y estamos orgullosos de poder decir que nos apasiona lo que hacemos… lo cual se traduce, entre otras cosas, en formar parte de la cultura tecnológica de nuestra sociedad.

Respecto al Scratch Day, nuestro papel principal fue ser parte del jurado para decidir qué proyectos y retos habían destacado especialmente.
Evaluar retos resultó algo complicado… No es fácil determinar cuál es mejor que otro, porque los criterios a seguir son muy subjetivos: hay que tener en cuenta cosas como el poco tiempo que han tenido, los nervios, cuán ambiciosos han sido, la calidad del código, si el programa realmente hace lo que se pide, etc.

En cambio, la evaluación de los proyectos resultó más sencilla, ya que al haberlo preparado previamente los participantes sabían qué resaltar para intentar impresionarte en unos pocos minutos, además de poder hablar con ellos para comprobar cómo había sido el proceso de creación.

Una vez evaluados los trabajos se procedió a la entrega de premios, que, como era previsible, estuvieron repartidos entre chicos y chicas, de todas las edades que se presentaron. Nos gustaría destacar especialmente el magnífico trabajo que hicieron los dos participantes pequeños que optaron por el reto difícil, ya que resultaron ser los ganadores (primer y segundo premio) de dicho reto. ¡Toda una lección de valor y confianza!

En resumen, este Scratch Day fue una magnífica manera de abordar la brecha de género que rodea al mundo tecnológico a la vez que disfrutamos viendo como futuras promesas comparten entusiasmo por los mismos temas que nosotros.

Parece ser que el mundo de la tecnología cada vez está menos reservado para algunos entusiastas y nos abrimos a todo el mundo. Solo nos queda desear que los participantes no pierdan el interés en la ciencia y que esta jornada les haya servido para reforzar las ganas aprender más día tras día.

Loading Likes...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *